¿CÓMO AFRONTAR LA TRANSFORMACIÓN DIGITAL EN UNA INSTITUCIÓN EDUCATIVA?

Uno de los desafíos más comunes a los cuales se enfrenta la educación, en todos sus niveles, es a la implementación de la transformación digital. La Evolución de la educación es una necesidad, ya que indudablemente esta área ha y se ha ajustado a las últimas tecnologías. En ese sentido, la mayoría de los retos educativos a nivel nacional e internacional se resolverían con la integración de las Tecnologías de la Educación y Comunicación.

Sin embargo, la gran limitante es que la mayoría de los centros educativos ve la transformación digital como un proceso aislado e incluso innecesario. En otros casos realmente no aprovechan todos los beneficios que la tecnología puede traer para el proceso educativo, la consolidación del proceso de enseñanza y aprendizaje y, por supuesto, para hacer que el rendimiento tanto de profesores como de estudiantes sea el más óptimo.

La pregunta que surge es cómo hacer para afrontar la transformación digital en una institución educativa, cuáles son las mejores formas de cambiar la mentalidad de la educación tradicional y cuáles son esas tecnologías de vanguardia que realmente nos pueden ayudar en este propósito. Es importante entender que no todos los avances tecnológicos son ideales para la educación.

 

Formas de abordar la transformación digital

 

  1. Entornos virtuales y de aprendizaje

La manera menos disruptiva de afrontar la transformación digital es mediante la utilización de entornos virtuales y de aprendizaje. De hecho, hoy en día existen cientos de webs que ofrecen este servicio gratis, pero limitados y una versión mucho más amplia si se paga.

Lo beneficioso de los entornos virtuales y de aprendizaje es que es un ambiente controlado, permite la comunicación entre todos los participantes, pero al mismo tiempo se puede combinar con la educación presencial. Asimismo, son de gran uso para el sistema de educación a distancia.

Entre las características de los entornos virtuales y de aprendizaje o también denominados como plataformas virtuales de aprendizaje se encuentran que son flexibles. Es decir, la comunicación no necesariamente debe ser sincrónica sino que también puede ser asincrónica. Es escalable, interactiva, accesible y fácil de usar, tanto para personas experimentadas en este tipo de herramientas, como para novatos.

 

  1. Uso de aplicaciones móviles

Usar la tecnología en educación no necesariamente implica que se debe llevar la forma de enseñar a la virtualidad, sino que se puede emplear como una herramienta complementaria. Tal es el caso de las aplicaciones móviles, tanto en las grandes ciudades como en los pueblos, gran parte de la población estudiantil cuenta con teléfonos inteligentes, donde se pueden descargar aplicaciones móviles.

Las mismas deben tener un enfoque educacional, evidentemente. Pero combinando el crowdlearning, la inteligencia artificial, el big data y la gamificación pueden dar como resultados interfaces interactivas, donde los estudiantes aprendan y se autogestionen mientras utilizan una herramienta fundamental como su Smartphone, por ejemplo.

 

  1. Entornos de trabajo en la nube

Los sectores más vulnerables o rurales del país pueden verse beneficiados con la integración de servicios en la nube en la educación. Esto se debe a que al no demandar conectividad pueden hacerlo cuando tengan la mejor conexión a internet o según su propio ritmo.

Además, los entornos de trabajo en la nube son colaborativos, con lo cual varios estudiantes pueden trabajar desde sus hogares en un mismo proyecto. Facilita la organización de trabajos por carpetas, temas o según sea necesario. Y evita que los estudiantes o los profesores pierdan archivos en físico.

 

  1. Plataformas MOOC

El desarrollo de  Massive Online Open Courses o MOOC permitirá que la educación tenga un nuevo enfoque. En este caso ya no hablamos de la educación tradicional, sino de que las personas pueden ingresar a áreas de estudios que sean de su interés. Los MOOC básicamente son un sistema donde se oferta un curso.

Ahora, su particularidad es que pueden ser abiertos a todos el mundo, no se necesita conectarse en un horario en específico y combina distintos materiales audiovisuales. Estas plataformas son las que en los últimos meses están ganando popularidad por sus beneficios y facilidad de uso. Sin embargo, su origen data del 2007, aproximadamente.

 

  1. Capacitación de los profesores

Uno de los errores más graves en el abordar la transformación digital en una institución educativa es dejar sin cobertura tecnológica a los profesores. Este proceso no puede ser al azar, descoordinado y sin un objetivo claro. Para ello se requiere su profesionalización a través de jornadas educativas que preparen a los docentes para el uso correcto de estas herramientas.

La institución educativa tiene la responsabilidad de encargarse de su grupo docente y facilitarle los medios para que el proceso no sea descontrolado. Asimismo, es una realidad innegable que no todos los profesionales de la educación están capacitados para el uso eficaz de la tecnología, algunos por su edad, otros por desconocimiento del tema o por distintas razones.

 

  1. Establecer metas

Para que la transformación digital en una institución educativa se pueda evaluar de manera cualitativa y cuantitativa se deben crear metas y objetivos muy bien definidos. ¿Qué busca la institución educativa? ¿Cuáles son los indicadores a evaluar? Asimismo, se debe establecer otros criterios logísticos que ayudarán a este despliegue. Por ejemplo, ¿hay que invertir en software y hardware? ¿Con cuántos recursos dispone actualmente la educación?

 

  1. Contar con un buen sistema de gestión Académica

Finalmente, una buena manera de afrontar la transformación digital en una institución educativa pasa por el hecho de contar un software gestión académica. Con CLASS, puedes marcar la diferencia y minimizar los errores humanos. Class es un software académico y contable que  permite la automatización de hasta un 62 % de los procesos educativos.

Lo que significa no solo una mejora en los tiempos sino que permitirá que la institución tenga una mejor organización a todos los niveles (Académico, Administrativo, Contable, etc), y que la virtualización de los estudiantes sea mucho más satisfactoria. CLASS no solo es una opción amigable e intuitiva, sino que tiene el respaldo de la certificación de calidad ISO 29110-4. ¡Es esencial contar con este tipo de socios tecnológicos a nivel educativo!

En definitiva, la transformación y evolución digital en la educación es un proceso que no se puede seguir retrasando, atrás quedaron los tiempos en los que la tecnología era satanizada y representaba costos innecesarios. Esta era moderna pide la implementación de un modelo híbrido que nos permita una combinación ganadora de la metodología pedagógica y las ventajas de la tecnología de gestión y optimización institucional. Pero, sin olvidar, que la misma debe ser un medio y no un fin.

 

Autor invitado:

YILDA MORILLO

Profesora y Especialista en Lengua y Literatura

 

Descargue el eBook coleccionable. ¡Click Aquí!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Presencia en Iberoamérica

Contamos con presencia en 12 países de Iberoamérica. Nuestras oficinas están ubicadas en: Costa Rica, Colombia, Panamá y Nicaragua.

© 2010 — 2020